Bienvenido

¡Bienvenido al Hostal El Teide!

¡Bienvenido al Hostal El Teide!¿Sabía usted que en la mayoría de los hostales particulares no hay profesionales del servicio turístico? Tanto la gerencia como el servicio son realizados por sus propios dueños, quienes casi nunca tienen la preparación adecuada. Puro empirismo y acaso sentido común. Los huéspedes notan que no hay esa atención a que están acostumbrados a recibir en los hoteles. A veces perciben la falta de profesionalidad un poco tarde, cuando ya están alojados.

Sr. Carlos Durán EstévezSin embargo, en el Hostal El Teide la atención es completamente distinta. Al frente del servicio está el Sr. Carlos Durán Estévez, quien es Maitre d'Hotel, Manager de Alimentos y Bebidas, Somelier, Especialista en Bares y Salón, y ha se ha graduado en numerosos cursos de Cocina Internacional. De hecho, él también trabaja en el Iberostar Trinidad como Maitre d'Hotel. Por supuesto, habla fluidamente en inglés.

Pero hay una historia que usted no conoce. La tradición del servicio en la familia Estévez se remonta al siglo pasado. El tatarabuelo del señor Carlos abrió una de las primeras fondas que hubo en la villa de Trinidad, y se llamó precisamente El Teide. Ese nombre y la vocación del servicio se mantienen vivos en el hostal. Es la perpetuación de la tradición familiar. El Teide, más que un nombre comercial, es un compromiso con la memoria de la familia, que se materializa en la calidad y profesionalidad del servicio. Llevar ese nombre significa un reto constante para el señor Carlos y su familia.

Pero en concreto, ¿qué ofrecemos? Lo invitamos a hojear las páginas de nuestro sitio web, donde hallará información detallada sobre las habitaciones, los precios y demás particularidades del servicio.

Cuando nos visite, también le ofreceremos información sobre el alquiler de vehículos, clases de baile, paseos a caballo, así como diferentes recorridos que puede disfrutar durante su estancia en el Hostal El Teide.

Deje en nuestras manos su comodidad, su ocio, su bienestar y en definitiva, sus vacaciones. No se arrepentirá.